martes, 28 de abril de 2009

Un audio que deben escuchar: indígnense, rían o lloren, allá ustedes.

Es indignante.

¿Cómo es posible que el secretario de Educación del Distrito Federal, Axel Didriksson, no haya tenido conocimiento de que el viernes 24 de abril las clases estaban suspendidas en todos los niveles educativos de la Ciudad de México?

¿Cómo es posible que no haya recibido notificación de parte de su jefe, Marcelo Ebrard, desde la noche anterior sobre la alerta sanitaria en la que nos encontrábamos?

¿Cómo es posible que no haya revisado su carpeta periodística que le llega todas las mañanas a su casa con la información más relevante, tanto local, nacional y mundial?

Los gobernantes -y sobre todo a ese nivel de responsabilidad- deben estar constantemente informados de lo que sucede: necesitan estarlo para enfrentar situaciones de todo tipo y tomar las mejores decisiones para sus gobernados. Sí, eso en teoría.

No contar con información sobre un problema de este calibre es algo severo y que debería tener mucho más que una simple amonestación.

Por favor, escuchen este audio e indígnense conmigo:

3 comentarios:

Defeña salerosa dijo...

NO MAMES. No doy crédito. Pedazo de PENDEJO. ¿Se iría de borracho el día anterior?. Un evento académico en dónde? donde no hay red? ni celulares? ni hmo de fogata india?

Ja.

Ya empiezo a entender qué sucede. No hay complots, es puritititititita NEGLIGENCIA.

Anónimo dijo...

Tienes razón, tiene voz de crudo, yo creo que lo despertaron.
Es un corrupto.
Toño

Luis Gabriel Urquieta dijo...

Ahora sí tengo un juicio, creo que es normal. La suspensión de clases se dio un dia anterior cerca a los 11:00pm, quizá ya estaba dormido, y bueno, la entervista fue a las 7:00am, en el tiempo en que se baña, desayuna y va al trabajo suena posible que no supiera porque era muy temprano. Creo que si hubiera sido a medio día o algo así, sería injustificable, pero bueno, por los horarios no me parece disparatado.